¿QUÉ ES PLEXR?

PlexR® es el dispositivo de exéresis por tecnología plasma más avanzada en el sector de la medicina dermatológica de los últimos años.
No se trata de un láser, ni tampoco de un bisturí eléctrico, aunque parezca funcionar como tal. Este nuevo sistema funciona por un principio físico científico muy complejo pero muy simple a la vez.

¿CÓMO FUNCIONA?

A través de la ionización de los gases contenidos en el aire se obtiene un pequeño arco energético entre la punta del manípulo y el tejido, con el que se tratan las áreas dérmicas y epidérmicas afectadas sin transferir calor no deseado a las zonas circundantes y sin tocar la piel, el resultado es una quemadura controlada en cada uno de los “puntos de disparo”.

Aplicable a cualquier fototipo de piel y en cualquier zona.

La alteración de los átomos de las células sobre las que actúa (los corneocitos) provoca que pasen de sólidos a gas (humo que observamos al hacer el tratamiento). Se trata la epidermis y con su calor selectivo se llega a bioestimular la dermis sin traspasar papila dérmica y pudiéndose aplicar a cualquier fototipo de piel y en cualquier zona (cartílago, mucosa, pelo, etc.).

fnd

¿ES SEGURO?

La “quemadura” del PlexR® es superficial y controlada. No pasa lámina basal dado que sus parámetros de tensión y frecuencia son fijos y de esta forma la energía erogada es completamente estable. Se forma una costra y el médico no puede nunca ir más allá de la epidermis si no es retirando la costra por lo que la seguridad es total.

fnd

DURABILIDAD

Los resultados naturales y progresivos (sesión a sesión) son permanentes, relativos al envejecimiento cutáneo habitual con el paso de los años.

fnd

NÚMERO DE SESIONES

En el caso de neoformaciones dermatológicas (lesiones benignas protuberantes) en general con una sesión es suficiente. En el caso de rejuvenecimientos, de una o tres sesiones.

PRECAUCIONES

Higiene, hidratación y precaución con el sol.

El paciente no puede exponer la zona tratada al sol 1 semana antes ni los 3 meses posteriores. El paciente debe utilizar crema fotoprotectora factor 50 mínimo 3 meses después del tratamiento.

Lavar con agua y jabón neutro las zonas tratadas 2 o 3 veces al día hasta que caigan completamente las costras.

Es recomendable el uso de un antiséptico los primeros cuatro días posteriores al tratamiento. Mantener muy hidratada la zona una vez caídas las costras.

EVOLUCIÓN

Al procedimiento le sigue un edema y/o inflamación que dura de tres a siete días y la aparición de pequeñas costras de medio milímetro que se caen en entre los cinco y siete días posteriores. Prosigue un eritema natural y después la repitalización final, ambas de duración variable.

No deja hematomas ni cicatrices ni tampoco produce ningún daño a los tejidos circundantes.

× ¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?